OIR SOLO LO QUE INTERESA

A los hijos pequeños les gusta pedir cosas a los padres… pero poco les gusta obedecer! Les gusta exigir lo que creen que merecen,pero hacen muy poco para merecerlo.Las personas acostumbran a relacionarse asi con Dios.Viven una vida de pecado,una vida aparte de Dios,pero cuando tienen un problema serio,se acuerdan e orar y de hacer promesas.Despues vuelven a vivir su propia vida,olvidada de Dios.

Entre los cristianos existen situaciones semejantes.Tal vez no vivan en pecado,pero no consideran la palabra de Dios,que es la revelacion de su voluntad.Normalmente se apegan a los pasajes que hablan de las bendiciones prometidas,pero dan poca atencion a aquellas que hablan de NEGAR LA VIDA DEL ALMA Y PERMITIR A DIOS QUE NOS TRANSFORME.

Muchos son aquellos que les gusta lo que pueden hacer por Dios,sin embargo,pocos saben lo que Dios desea hacer con ellos.

Debemos oir toda palabra el señor que es el deseo de su corazon,si la oimos y la practicamos,seremos verdaderamente bendecidos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *