RAICES

Jeremías 12: 1 Muy justo eres oh YHVH, para que dispares contigo.Pero alegare una causa delante de ti! Porque prosperan los malvados y los traidores viven en paz?
2 – Las plantas y los hechan raíces, crecen y dan frutos, cerca de su boca pero lejos de su corazón
3 – Y tu oh YHVH, me examinas y me conoces, tú me has visto y probado mi corazón para contigo.Arrebatalos como a ovejas que van al matadero, consagras para el dia del deguello
4 – Hasta cuando estara de luto la tierra, y se marchitara la hierba del campo? Por la maldad de los que habitan escasean el ganado y las aves. Y dicen: El no ve nuestras andanzas
14 – Asi dice YHVH a todos mis malos vecinos, que se apropian de la herencia que Yo hice heredar a mi pueblo Israel: Él aquí los arrancaron de su tierra, y arrancaron a la casa de Juda de en medio de ellos.
15 –  Pero despues que los haya arrancado, volveré a tener compasión de ellos, y los haré volver cada uno a su heredad y cada uno a su tierra.
16 –  Y sucederá que si en verdad quieren aprender los caminos de mi pueblo para poder invocar mi Nombre, diciendo: Viva YHVH (así como enseñaron a mi pueblo a jurar por Baal), ellos estarán establecidos en medio de mi pueblo.
17 –  Pero si no quieres escuchar, arrancar una nación tal, sacando de raíz y destruyendo, dice YHVH.

 

Fuerte palabra soltada por el profeta Jeremías, preocupado por los que florecían y daban frutos aun maldiciendo el nombre de Dios.

Tipica actitud de muchos que nos consideramos “CRISTIANOS” muchas veces tenemos la costumbre de siempre mirar a los demás, criticar y preguntar: – Porque ellos prosperan no estando con Dios
– A causa de ellos pasa lo que pasa (v4)
– Miramos con envidia al projimo
– Miramos con diferencia
– Nos volvemos arrogantes 
– Impedimos el flujo de Cristo a través de nosotros
– ETC.

Pero no tenemos que olvidar de dónde fuimos sacados y entender que el sol SALE SOBRE BUENOS Y MALOS. Este es un pasaje para escudriñarnos y ver que es lo que realmente está dentro de nosotros. 

(QUIERO DEJAR EN CLARO QUE NO ESTOY CRÍTIZANDO AL PROFETA SI NO DANDO UN ENFOQUE DIFERENTE AL CONTEXTO PARA EDIFICACION)

De las causas injustas siempre se encarga el señor, lo que me corresponde es dar futos, crecer, multiplicarme sin pensar si el vecino camina o no con Dios, es tiempo de entender que los que me rodean necesitan saber de lo que fue depositado en mi para ser establecidos en el REINO DE DIOS.

No retengas el poder liberador de Cristo que está en ti, no seas un límite para que el Espíritu Santo se manifieste, a través de tu testimonio, muchos conocerán su amor A TRAVES DE TI y SERAN ESTABLECIDOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *