GUERRA

La guerra mas rapida registrada en la historia ocurrio el 27 de agosto de 1896 entre Gran Bretaña y Zanzibar y duro solamente 38 minutos.

Muchas otras guerras se han dado,algunas muy largas,pero hay una que puede durar toda la vida,es la constante batalla entre nosotros y el señor.En nuestro corazon deseamos servir y agradar a Dios,pero hay lago que nos impide y que lucha contra eso.

Cuando nos volvemos a Dios que habita en nuestro corazon,anhelamos ser fieles y sumisos a el todo el tiempo,sin embargo cuando nos volvemos a nuestra alma,nuestras propias cosas parecen ser tan importantes,que nuestra voluntad llega a ser mas fuerte que la del señor,en ese momento es facil cambiar al señor por cualquier cosa.

Esa guerra tiene la duracion de la vida del alma de cada uno de nosotros,esta llena de batallas,ya sea de victorias para el señor o de victorias para nosotros.Es logico que queremos vencer,sin embargo,en esa guerra solo vence quien es derrotado por el señor,por eso debemos proseguir anhelando ser derrotados por el,deseando que nuestra voluntad,nuestra opinion y nuestro querer sean totalmente consumidos por Dios.

Cada mañana es necesario renovar nuestra pocision en esa batalla,asumiendo que los derrotados debemos ser nosotros y que el unico y absoluto vencedor es Dios 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *